L-Carnitina
L-Carnitina

La carnitina es un compuesto que el organismo produce de forma natural a partir de lisina y metionina y además forma parte de algunos alimentos, sin embargo, la ingesta diaria de carnitina aporta tan sólo unos 100-300 mg diarios.

La L-Carnitina actúa como transportador de los ácidos de cadenas larga al interior de las mitocondrias para que puedan ser usados como fuente de energía. De esta forma permite aumentar la oxidación de los ácidos grasos, incrementar los niveles energéticos disponibles para el organismo, además de reducir el tejido corporal graso, ahorrar glucógeno muscular y por lo tanto mejora el rendimiento deportivo.

Esta sustancia es utilizada en tratamientos adelgazantes debido a su efecto quemador de grasa ya que aumenta la movilidad de los ácidos grasos del tejido adiposo; reduce los niveles de triglicéridos y la LDL colesterol en sangre; mejora la sensibilidad a la insulina; favorece la motilidad del esperma; actúa como antioxidante protegiendo a las células del daño oxidativo; aumenta la producción de óxido nítrico (NO) con lo que aumenta la potencia muscular en series submáximas de repetidas de entrenamiento; mejora la capacidad cognitiva y la función cardiaca.

Actualmente se ha observado que la suplementación con 2 g/día de Carnitine, junto con la realización de actividad física, aumenta un 21% la L-Carnitina en el cuerpo humano, por tanto, se quema más grasa y se mantiene el glucógeno muscular, evitando la fatiga temprana (disminuyendo la producción de ácido láctico y por tanto de agujetas), aumenta la captación de oxígeno y la producción de energía en el momento cumbre de intensidad durante el entrenamiento y favorece la desintoxicación amoniacal y de urea, típico en deportistas de alto rendimiento.

Presentación

Tarrinas de 90 cápsulas.

Modo de empleo

Tomar 2 cápsulas en el desayuno y 2 antes de hacer ejercicio.