Suplementos de vitaminas para niños

Clarou Junior

  • Gummies multivitamínico
  • Gummies Sleep
  • Gummies Vitamina C
  • Gummies Pro Biotic
  • Choco Shake

Cuando hablamos de vitaminas y minerales hablamos de micronutrientes esenciales necesarios en nuestro día a día para que puedan llevarse a cabo la mayoría de los procesos metabólicos de nuestro organismo. Se tratan pues de compuestos implicados en el correcto desarrollo de las funciones de nuestro cuerpo y aunque no las necesitamos en grandes cantidades como las proteínas, las grasas o los hidratos de carbono, debemos asegurarnos que diariamente ingerimos las necesarias para que todo funcione en orden y no tener que llevarnos ningún disgusto, ya que algunas vitaminas (hidrosolubles) no se almacenan durante mucho tiempo en nuestro organismo.

Si me preguntáis cual es el complejo vitamínico perfecto yo os diría que los alimentos recibidos de la naturaleza son la mejor fuente de proteínas y minerales, pero hay varias situaciones en las que resulta imposible realizar una ingesta adecuada de los mismos.

No todas las personas necesitan la misma cantidad de vitaminas y minerales, y además varían en función de la edad (niños, adultos, ancianos), el sexo o el estado en el que nos encontremos en un determinado momento de nuestra vida, como embarazo, resfriado o convalecencia etc.

¿QUÉ NIÑOS NECESITAN TOMAR VITAMINAS?

Los niños necesitan tomar mayor cantidad de vitaminas y minerales que un adulto sano por ejemplo, debido a que están en constante crecimiento y el desgaste energético es mayor. Generalmente cuando tienen una edad comprendida entre los cero y cuatro años esas necesidades están cubiertas, al ser alimentados con leche materna o de fórmula durante los dos primeros años de vida y suministrarles el alimento en forma de purés en los que los echamos de todo; verduras, carnes, pescados etc, en los dos siguientes, por lo que no se haría necesario un suplemento de vitaminas para éstos niños, pero la cosa cambia según se van "haciendo mayores".

Muchos niños demuestran un rechazo a las verduras por su color o aspecto y el día a día a la hora de comer se transforma en una batalla constante entre padres e hijos ya que, por un lado los pequeños se niegan a comer "esa cosa verde" y por otro los padres queremos que se lo coman pues sabemos que "esa cosa verde" que de ninguna manera se quieren comer está repleta de vitaminas y minerales naturales necesarios para el desarrollo físico e intelectual de los niños.

¿NECESITAN LOS NIÑOS TOMAR SUPLEMENTOS DE VITAMINAS?

La carencia de vitaminas está relacionada directamente con determinadas enfermedades. Por ejemplo el déficit de vitamina C produce escorbuto (hoy en día prácticamente erradicado en el mundo occidental), el de vitamina K hemorragias, al estar implicada en procesos de coagulación para la síntesis de protrombina entre otras y el de vitamina D raquitismo, produciendo deformaciones en el esqueleto. Por ello debemos asegurarnos que el aporte que hacemos desde el exterior, es suficientemente completo en cuanto a ellas se refiere. A menudo algunas mamás me comentan que les cuesta mucho alimentar a sus pequeños y que si serían recomendables para estimular el apetito las vitaminas para niños que no comen. Definitivamente no. Las vitaminas contrariamente a lo que se ha pensado siempre, no estimulan el apetito, sin embargo sí serían recomendables para que en el caso de estos niños mal comedores tuviesen sus requerimientos vitamínicos y minerales siempre cubiertos. Son por tanto un complemento, pero nunca un sustitutivo de una dieta equilibrada.

Otro factor a tener en cuenta a la hora de decidir si queremos dar a nuestros hijos un complemento vitamínico para niños o no es valorar por ejemplo el momento en el que nuestros hijos se encuentran.

COMPLEJOS VITAMÍNICOS PARA COMBATIR EL CANSANCIO FÍSICO

Después del verano cuando los peques tienen que incorporarse al cole y tras dos meses de horarios descontrolados se hace una terrible cuesta arriba (a padres y a hijos) el tener que levantarse temprano y aguantar largas jornadas maratonianas en la escuela. Para conseguir que los niños empiecen con energía el colegio existen en el mercado numerosos complejos vitamínicos para combatir el cansancio físico y emocional a veces, pues no todos llevan bien eso de la vuelta al cole. Pero debemos ser cautos a la hora de elegir cuál es el mejor suplemento de vitaminas para niños en crecimiento, pues no todos están recomendados para cualquier edad.

Los niños en edades tempranas como norma general rechazan los jarabes, pues los asocian a tomarlos cuando están malos y si nos decantamos por un jarabe debemos asegurarnos que nuestro(s) hijo(s) accederá(n) a tomárselo. En el mercado existen gominolas de vitaminas para niños con diferentes formitas y sabores que son chuches (restringidas por los padres en numerosas ocasiones) y que les pueden resultar más apetecibles a la hora de tomarlas. Es una manera diferente y divertida de incorporar un complejo vitamínico para niños sin que se den cuenta de cuál es el fin de estos premios. Hay que aclarar que estas gominolas generalmente tienen un reducido aporte de azúcares y grasas saturadas, por lo que no tendríamos que preocuparnos demasiado en este sentido.

SUPLEMENTOS DE VITAMINAS PARA NIÑOS VEGANOS

Un apartado especial merecen los niños veganos que, al no ingerir productos de origen animal, deben asegurarse que tienen los requerimientos de vitamina B12 cubiertos, pues en la etapa en el que los niños están creciendo es crucial tener siempre disponibilidad de ésta vitamina. Ésta vitamina está implicada en la formación de glóbulos rojos y su déficit puede producir a largo plazo anemias, enfermedades cardíacas etc. La vitamina B12 se encuentra fundamentalmente en carnes, huevos y lácteos, por lo que suministrar vitaminas y complementos alimenticios a niños veganos estaría más que recomendable en este caso.

VITAMINAS PARA ESTUDIAR

También podemos valorar ayudar a nuestros hijos en momentos en que el empleo de minerales y vitaminas es más demandado por su organismo, como por ejemplo en épocas de exámenes. Nuestro cerebro y sistema nervioso necesitan vitaminas del grupo B principalmente y cuando dedicamos una parte importante de nuestro tiempo a estudiar, el desgaste se hace más evidente. Este sería un buen momento para suministrarlos un complejo vitamínico que le ayude a estudiar y a mantener la concentración, la memorización y sobre todo, la energía necesaria para soportar unas semanas llenas de exámenes.

VITAMINAS PARA NIÑOS DEPORTISTAS

Si además nuestros hijos realizan algún tipo de deporte el requerimiento sería entre dos y tres veces mayor que los niños que no realizan ningún ejercicio físico. En concreto las vitaminas que elijamos deberán llevar principalmente vitaminas del grupo B y vitamina C, pues estas vitaminas están implicadas directamente en el metabolismo proteico.

Recordar que es muy importante enseñar a nuestros hijos a comer y que es la base para que crezcan sanos y fuertes. Si vuestros hijos demuestran un rechazo total a las verduras por ejemplo, ofrecérselos de una forma apetecible, haciendo figuras, dejándolos participar en la preparación de los mismos y sobre todo poniendo el ejemplo los mayores. No tiene mucho sentido que obliguemos a comer a nuestros hijos brócoli, judías verdes y coliflor si nosotros no los comemos porque no nos gusta... Una buena alimentación hoy, nos evitará tener problemas relacionados con la nutrición mañana.

Autor
Ana López

Especialista en nutrición y dietética y fitoterapia y también técnico de laboratorio de diagnostico clínico. Apuesto por los suplementos naturales para cuidar mi salud y la de mi familia. Aprovecho lo que la naturaleza me ofrece para cuidarme hoy y no tener que lamentarlo mañana.

Clarou Junior:

  • Gummies multivitamínico
  • Gummies Sleep
  • Gummies Vitamina C
  • Gummies Pro Biotic
  • Choco Shake

Autor
Ana López

Especialista en nutrición y dietética y fitoterapia y también técnico de laboratorio de diagnostico clínico. Apuesto por los suplementos naturales para cuidar mi salud y la de mi familia. Aprovecho lo que la naturaleza me ofrece para cuidarme hoy y no tener que lamentarlo mañana.