Los mejores y más ricos alimentos para combatir la ansiedad

¿Quieres combatir la ansiedad?

  • Identifica la ansiedad
  • Haz deporte
  • Exterioriza tus sentimientos
  • Descansa el tiempo necesario
  • Técnicas de relajación
  • Cuida la alimentación

Bien podría ser únicamente una canción dedicada al amor o al desamor, pero lo cierto es que la ansiedad es un trastorno que cada vez afecta a un mayor número de personas y que genera numerosos desequilibrios en el individuo, privándolo de realizar muchas de las funciones básicas, pues ejerce un estado angustioso que no permite la relajación ni el descanso de la persona que lo padece.

Determinadas situaciones como un desengaño amoroso, la pérdida de empleo, estar sometido a una dieta estricta (ya sea de adelgazamiento o por padecer algún tipo de dolencia) u otros temas que nos preocupan desencadenan a menudo estas situaciones que pueden llevarnos, además de abocar en una enfermedad, a una ingesta descontrolada de alimentos y por consiguiente a aumentar de peso en poco tiempo.

¿Cómo combatir la ansiedad?

Por suerte hay ciertos alimentos que ayudan a reducir la ansiedad y el nerviosismo y que podemos utilizar cuando nos encontremos en este estado y, por eso, hoy vamos a dedicar este post a mostrarte cuales son los mejores alimentos para combatir la ansiedad y la depresión. Aunque en casos leves un simple postre o dulce saludable que haga que disfrutemos sin sentirnos culpables por saltarnos la dieta puede ayudar a mejorar nuestro ánimo, otras veces esto no es suficiente.

Desde la antigüedad numerosos pueblos a lo largo y ancho de este planeta han sabido utilizar las propiedades que muchos alimentos nos proporcionan para tratar todo tipo de dolencias, incluidos las enfermedades psicológicas. Si bien es cierto que la ansiedad es una enfermedad considerada actual, muchos personajes históricos la han padecido, llevándolos a veces hasta la locura o combinándola con algún tipo de trastorno mental, como le sucedía a Isaac Newton, Darwin, Munch, Vang Gogh etc.

No sabemos si en algún momento sus médicos les recomendaron un tipo de alimentos que curasen la ansiedad ni si realmente su efectividad es tal como para curarla, pero sí que hay un determinado tipo de alimentos que por su composición tienen ciertas propiedades que pueden ayudarnos a mitigar esta enfermedad.

Alimentos que ayudan a combatir la ansiedad y el estrés

Generalmente los alimentos que contienen complejo vitamínico B, ácidos grasos esenciales y magnesio fundamentalmente, son alimentos que pueden constituir una buena dieta para combatir la ansiedad y el estrés.

  • Los alimentos ricos en vitamina B se necesitan para tonificar el sistema nervioso. A este grupo pertenecen las legumbres, los cereales integrales como el trigo la avena y la cebada o los frutos secos como las almendras y las avellanas, además de una amplia variedad de verduras como coliflor, espinacas, endivias, coles, etc. La levadura de cerveza o el lúpulo son una buena fuente de vitaminas del grupo B que puedes encontrar en tiendas especializadas.
  • De igual modo, se necesitan los ácidos grasos para el mantenimiento óptimo de las conexiones nerviosas, de tal manera que no se vean entorpecidas las funciones de las neuronas. Alimentos que contienen una gran cantidad de ácidos grasos esenciales son el aguacate, las nueces o el pescado azul.
  • El magnesio también es importante para mantener adecuados los niveles de serotonina en el organismo. La serotonina (u hormona de la felicidad) es una hormona que actúa en el cerebro como neurotransmisor de las neuronas, y está encargada de regular los estados de ánimo en el organismo. Interviene en la inhibición del enfado, en la inhibición de la agresión, en la regulación del sueño, en el equilibrio del deseo sexual y del apetito mediante la saciedad, y además, aumenta la autoestima y el bienestar.
  • El chocolate es rico en triptófano, un aminoácido que también promueve la síntesis de serotonina y endorfinas, las hormonas de la felicidad. Mejora la concentración y elimina la fatiga, siendo un aliado para combatir la ansiedad. En ocasiones, cuando nos sentimos tristes, nos apetece comerlo y es que realmente el cuerpo necesita una dosis alta de "alegría" que comiendo chocolate podemos llegar a conseguir. Pero… ¡no nos olvidemos que el chocolate tiene muchas calorías! Comer una oncita no te va a venir mal, pero ten cuidado con convertirlo en el sustituto de una buena terapia, pues rápidamente verás aumentada la talla de pantalón. Lo ideal sería un chocolate puro con almendras, y ya matamos dos pájaros de un tiro por que también aportas ácidos grasos esenciales y vitaminas del grupo B.
  • Alimentos fermentados. Las coles, las zanahorias, el apio o los pepinillos en vinagre son alimentos que ayudan a combatir eficazmente la ansiedad. Quienes en algún momento habéis realizado alguna dieta para perder peso, seguro que vuestro nutricionista os ha recomendado los pepinillos en vinagre cuando sintáis la necesidad de picotear algo. Además de aportar muy poquitas calorías, un estudio realizado por la Universidad de Maryland demostró que "los adultos jóvenes que comen más alimentos fermentados tienen menos síntomas de ansiedad social con el efecto de ser más grande entre las personas en riesgo genético para el trastorno de ansiedad social, medida por el neuroticismo". Es decir, que los probióticos que aportan este tipo de alimentos en el intestino influyen a corto plazo en el estado de ánimo de las personas.

Consejos para reducir la ansiedad

Para ayudar a los alimentos a reducir tu ansiedad, puedes seguir ciertas rutinas que te darán mayor bienestar en tu día a día y harán que tu ansiedad disminuya.

  • Identifica la ansiedad. La ansiedad en sí no es mala del todo. Si, has leído bien. Se trata de un mecanismo de defensa que el organismo tiene para identificar ciertas situaciones consideradas de peligro por nuestro cerebro. Lo que ocurre es que estas situaciones a veces son irreales o sin fundamento y no podemos controlar esa angustia o ese miedo, generándose en ocasiones una "tormenta" en nuestro interior que cuando se vuelve una rutina, nos puede afectar de manera considerable. Cuando tengas un episodio de ansiedad, piensa que pronto pasará, intenta relajarte y pensar en algo que distraiga tus pensamientos negativos.
  • Haz deporte, ya que con el ejercicio se liberan hormonas que ayudan a nuestro bienestar como la serotonina, dopamina y las endorfinas (estas últimas son las más conocidas y nos ayudan a sentir felicidad e incluso euforia y nos ayudan a reducir el estrés y la ansiedad). Además, si lo combinas con una buena nutrición enfocada a la actividad física que realices, los resultados serán visibles y te darán un empujoncito más para mejorar tu estado de ánimo.
  • Exterioriza tus sentimientos. En ocasiones preferimos callar lo que nos ronda por la cabeza y eso va haciendo mella en nuestro interior. No consiste en contar tus problemas a los siete vientos, pero seguro que hay alguien (pareja, padres, amigos) en quien puedes confiar y que sea tu “hombro donde llorar”, en el amplio sentido de la frase. De esta manera, la mente se libera y por así decirlo aligeras la carga de tus preocupaciones.
  • Descansa el tiempo necesario. El organismo necesita sus horas de sueño; unas personas necesitan más y otras menos, pero todos necesitamos liberar las tensiones mediante el sueño. Si no eres capaz de conciliarlo o por el contrario eres incapaz dormir más de dos horas seguidas, existen determinados complementos alimenticios que pueden ayudarte en este proceso sin tener que recurrir a sustancias químicas.
  • Técnicas de relajación. Hoy en día existen muchas técnicas que pueden ayudarnos a mantener un equilibrio mental y a saber aceptar lo que acontece en nuestro interior. Meditar, yoga, tai chi, mindfulness, son algunas técnicas que puedes realizar para combatir la ansiedad.
  • Cuida la alimentación, pues somos lo que comemos. No debes olvidar que también existen alimentos malos para la ansiedad que producen excitación o nerviosismo y que pueden empeorar tu situación. El café, el alcohol, los refrescos a base de cola o con excitantes como la taurina influyen negativamente cuando existen episodios de ansiedad.

Como decimos, la alimentación constituye un pilar importante a la hora de mantener las funciones del organismo intactas. No sólo hay que comer bien para no engordar, sino que digamos que todas las cosas que comemos tienen su repercusión en el organismo y el cerebro es un órgano muy susceptible frente a los hábitos alimenticios. “Somos lo que comemos” no sólo es una frase empleada por especialistas, es una realidad que debemos tener presente para mantener y mejorar nuestro equilibrio interior.

Autor
Ana López

Especialista en nutrición y dietética y fitoterapia y también técnico de laboratorio de diagnostico clínico. Apuesto por los suplementos naturales para cuidar mi salud y la de mi familia. Aprovecho lo que la naturaleza me ofrece para cuidarme hoy y no tener que lamentarlo mañana.

¿Quieres combatir la ansiedad?:

  • Identifica la ansiedad
  • Haz deporte
  • Exterioriza tus sentimientos
  • Descansa el tiempo necesario
  • Técnicas de relajación
  • Cuida la alimentación

Autor
Ana López

Especialista en nutrición y dietética y fitoterapia y también técnico de laboratorio de diagnostico clínico. Apuesto por los suplementos naturales para cuidar mi salud y la de mi familia. Aprovecho lo que la naturaleza me ofrece para cuidarme hoy y no tener que lamentarlo mañana.