Tirón muscular: cómo tratarlo

Tirón muscular Tratar tirones musculares

Prevenir desgarro muscular

  • Calentar antes de realizar el ejercicio
  • Evitar la sobrecarga muscular (descanso)
  • Masajes fisioterapéuticos
  • Estirar correctamente después de hacer ejercicio

CÓMO SOLUCIONAR UN TIRÓN MUSCULAR

Hoy nos enfrentamos a uno de los problemas más comunes en la actividad física. ¿Quién no ha sufrido alguna vez un tirón muscular? Hoy queremos enseñaros cómo reconocer y tratar un tirón o desgarro muscular.

¿QUÉ ES UN TIRÓN MUSCULAR?

Podemos también referirnos a él como una distensión o desgarro muscular. Se trata de un sobreestiramiento de un músculo en concreto en respuesta a un movimiento rápido y brusco.

Un estiramiento excesivo de sus fibras musculares que va a provocar un desgarro, de mayor o menor tamaño, ya que van a ser incapaces de soportar la contracción enérgica del músculo en un momento determinado.

Puede afectar a cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes los tirones o desgarros musculares de cuádriceps, gemelo y espalda.

Podemos diferencias 3 grados de sobreestiramiento:

  • Grado I: Se trata de una pequeña lesión muscular con un leve dolor similar al de las agujetas. La actividad física no se va a ver interrumpida.
  • Grado II: El desgarro es más importante. Hay una mayor afectación de fibras musculares con lo que la actividad del músculo se verá afectada y/o disminuida. Presencia o no de un leve hematoma como consecuencia de la rotura fibrilar.
  • Grado III: El más grave de los anteriores. Se trata de un desgarro completo con pérdida de la continuidad muscular. Incapacidad funcional por completo. Presencia de un hematoma importante.

SÍNTOMAS DE UN TIRÓN MUSCULAR

A la hora de saber si estamos ante una distensión muscular, los síntomas que van a aparecer serán los siguientes. Remarcar que no siempre aparecerán todos ellos y que variarán según la gravedad:

  • Aparición brusca y aguda de un dolor local y en una zona muscular.
  • Dificultad o imposibilidad para continuar con el ejercicio que se estaba llevando a cabo.
  • Hipersensibilidad de la zona afectada. .
  • Hematoma y cambio del color de la piel. .
  • Inflamación de la zona. .
  • Rigidez muscular.

CAUSAS DEL DESGARRO MUSCULAR

  • Calentamiento insuficiente o ausencia de éste. Es necesario realizar un calentamiento previo a una actividad física para evitar lesiones derivadas de la misma.
  • Poca flexibilidad.
  • Entrenamiento/actividad excesiva. .
  • Desequilibrio muscular agonista/antagonista. Tendrán tendencia a sufrir distensiones musculares aquellos grupos musculares hipotónicos o débiles. Importancia de tener un buen equilibrio muscular para una correcta armonía durante los movimientos. .
  • Alteraciones posturales: Es necesaria una buena alineación del cuerpo para que la musculatura trabaje de forma correcta: Asimetrías, problemas plantares, malas posturas, etc. .

¿QUÉ HACER ANTE UN TIRÓN MUSCULAR?

Dependerá del grado de lesión ante el que estemos. Es importante aplicar hielo inmediatamente después de la aparición del desgarro muscular. De esta forma aliviaremos parte de la sintomatología como el dolor local y la inflamación. Es importante no aplicarlo directamente sobre la piel puesto que podríamos provocarnos una quemadura. Aplicarlo envuelto en papel o tela. Es recomendable aplicarlo durante 10 min, varias veces al día, durante los dos primeros días.

Realizar reposo de unos días, hasta la desaparición del dolor, para poder reiniciar la actividad física. De esta forma evitaremos lesiones recidivas. Comenzar a trabajar el músculo de forma progresiva, y siempre sin dolor.

En grados II y III, es decir, si hay incapacidad para movilizar de forma activa la extremidad afectada, y la presencia de un hematoma importante, son signos para acudir a un especialista de la salud.

¿CÓMO PREVENIR UN DESGARRO MUSCULAR?

Como ya hemos dicho un tirón o desgarro muscular es una rotura de fibras del músculo por sobreestiramiento. Algunos consejos para evitarlos son:

  • Calentar antes de realizar el ejercicio.
  • Evitar la sobrecarga muscular (descanso, fisioterapias, masajes... pueden ayudar a conseguirlo)
  • Estirar correctamente después de hacer ejercicio.

Autor
Carlos, Entrenador personal

Formación enfocada a la enseñanza en las edades tempranas, haciendo hincapié desde la base en los hábitos de vida. Especialista en los deportes en el medio acuático, ex deportista del CAR Joaquín Blume.

Prevenir desgarro muscular:

  • Calentar antes de realizar el ejercicio
  • Evitar la sobrecarga muscular (descanso)
  • Masajes fisioterapéuticos
  • Estirar correctamente después de hacer ejercicio

Autor
Carlos, Entrenador personal

Formación enfocada a la enseñanza en las edades tempranas, haciendo hincapié desde la base en los hábitos de vida. Especialista en los deportes en el medio acuático, ex deportista del CAR Joaquín Blume.