Beneficios de los edulcorantes frente a los azúcares

Beneficios de los edulcorantes frente a los azúcares

  • Azúcar blanco
  • Azúcar moreno de caña
  • Glicósidos de esteviol
  • Fructosa
  • Sacarina
  • Ciclamato monosódico
  • Sucralosa
  • Acesulfamo K
  • Aspartamo

A pesar de estar considerados como un descubrimiento de finales del siglo XX, lo cierto es que alguno de los edulcorantes bajos en calorías vienen utilizándose desde hace más de un siglo por el hombre, incluyéndose sobre todo en productos "light", chicles y refrescos sin azúcar, postres y productos lácteos, pero no ha sido hasta bien entrado el siglo XX cuando la moda por lo "light" los ha puesto a la cabeza de consumo en cuanto a productos para endulzar se refiere.

Si todavía no tienes decidido cuál es el mejor producto para endulzarte la vida, en el post de hoy te dejo algunas de las ventajas que los edulcorantes presentan frente a los azúcares.

¿Cuál es la diferencia entre el azúcar y los edulcorantes?

La principal diferencia radica en el aporte calórico que unos y otros confieren. Si comparamos el azúcar que comúnmente conocemos, el azúcar blanco, con cualquier otro tipo de edulcorante verás que la diferencia de calorías en muchas ocasiones no se diferencia tanto una de otras (por 100 g). Sin embargo, la cantidad de azúcar que debes utilizar para conseguir el dulzor deseado es mucho que del edulcorante. Esto se debe a que muchos de estos edulcorantes tienen el poder de endulzar hasta 300 veces más que el azúcar, y por este motivo basta una pequeña cantidad de edulcorante para alcanzar (y muchas veces superar) el dulzor que nos proporciona el azúcar refinado.

¿Azúcar o edulcorantes?

Desde hace algunos años el número de personas que han decidido dejar de consumir el azúcar tradicional para dejar paso a otro tipo de edulcorantes acalóricos han aumentado, bien sea porque su salud así lo necesita, como ocurre en el caso de los diabéticos, o bien porque han querido dar un pasito más a la hora de cuidarse y han decidido reducir la ingesta de calorías.

A la hora de elegir entre edulcorantes y azúcares, no todos tienen claro cuál es el mejor para sustituir al azúcar que hasta entonces han venido usando. Lo único que más o menos que sí sabemos es que queremos elegir un edulcorante sano y por ello vamos a intentar ayudarte a elegir el que mejor pueda adaptarse a tus necesidades.

Si bien es cierto que existe un amplio abanico de edulcorantes tanto sintéticos como naturales, no todas las personas se adaptan a unos y otros de la misma manera. Unas veces es porque a algunas personas determinados edulcorantes les presentan un sabor amargo y metálico que, más que gustarles, los desagrada. Otras veces tenemos reticencias a la hora de decidirnos por uno u otro por comentarios e informaciones (a veces erróneas) que nos han llegado por internet, prensa, amigos, vecinos etc.

Vamos a ver detalladamente cuáles son las características de los principales edulcorantes naturales y artificiales.

Características de  los azúcares y edulcorantes naturales y artificiales

Azúcar blanco: Se trata de un producto obtenido a partir del refinamiento de la caña de azúcar y de la remolacha azucarera y que es sometido a un proceso en el que se le extraen los principales nutrientes que a priori tiene el azúcar moreno, como vitaminas del grupo B, potasio, calcio, sodio y magnesio.

100 gramos de azúcar blanco aportan casi 400 calorías, muy similares a las calorías del azúcar moreno. Sin embargo las calorías del azúcar blanco son "calorías vacías", lo que quiere decir que no aportan ningún tipo de nutriente frente a la cantidad de minerales y vitaminas que el azúcar moreno nos ofrece.

Azúcar moreno de caña: El azúcar moreno (o azúcar integral de caña) se obtiene mediante la trituración de la caña de azúcar y posterior calentamiento del jugo que contiene, obteniéndose todos los nutrientes de la caña de azúcar. También existe "otro" azúcar moreno obtenido de la remolacha y añadiendo después melazas al azúcar blanco obtenido de dicho refinamiento. En España es el que mayoritariamente se vende como azúcar moreno, por lo que debéis estar atentos si verdaderamente queréis consumir un azúcar integral natural como es el de caña.

Para conseguir 0,50 mg de ácido pantoténico (Vitamina B5) y 0,30 g de vitaminas B1 y B2 debemos ingerir 100 gramos del "verdadero" azúcar de caña integral, lo que nos supondría un aporte de 460 kilocalorías, y nutricionalmente tampoco supone un aporte significativo de vitaminas y minerales.

Glicósidos de esteviol: Se trata de los componentes principales de la planta Stevia (Stevia rebaudiana Bertoni), una planta originaria de Brasil y Paraguay y cuyas propiedades endulzantes multiplican con creces las del azúcar (es hasta 200 veces superior), por lo que para igualar el dulzor se necesita muy poca cantidad de producto. Es utilizada como edulcorante en la elaboración de muchas bebidas a base de fruta y leche, complementos dietéticos y cada vez más en productos de confitería, yogures y golosinas, ya que es adecuada para calentar puesto que se trata de compuestos termoestables. Es el único edulcorante natural acalórico, siendo apto para veganos y para aquellas personas que rehúsan utilizar edulcorantes sintéticos.

Todas estas propiedades han hecho que la Stevia adquiera una gran aceptación entre los consumidores, que prefieren optar por edulcorantes a base de Stevia.

Fructosa: Es el azúcar presente de forma natural en las frutas y realmente ambas contienen las mismas calorías. Hasta hace muy poco tiempo relativamente era recomendado a personas que presentaban algún tipo de diabetes como sustituto del azúcar, pero los últimos estudios revelan que no es realmente tan beneficioso para estas personas. No estimula la producción de insulina, sin embargo se debe tener en cuenta que la fructosa sí influye en el nivel de azúcar sanguíneo. La ventaja radica en que la cantidad que necesita para endulzar es bastante menor, pudiéndose incluir en dietas de adelgazamiento.

Sacarina: Es uno de los edulcorantes sintéticos más antiguos del mundo. Podemos encontrarlo como edulcorante líquido, en comprimido o en polvo. Este edulcorante ha presentado gran controversia sobre los posibles efectos sobre la salud, pero aunque es cierto que grandes dosis de sacarina pueden haber tenido efectos perjudiciales en ratones, la realidad es que en humanos no ha sido establecida esta relación, por lo que su uso si está recomendado para las personas.

Ciclamato monosódico: Es un edulcorante artificial que tiene un poder endulzante superior  unas 50 veces al del azúcar. Hoy en día se utiliza en infinidad de productos  como bebidas energéticas, zumos de frutas, refrescos light, zero y hasta la industria farmacéutica lo incluye como aditivo en la composición de algunos de sus medicamentos. Se trata de un edulcorante totalmente seguro y puede ser utilizado en regímenes de adelgazamiento o por personas con diabetes, pues no afecta a los niveles de glucosa en sangre.

Sucralosa: Este edulcorante se obtiene a partir de la sacarosa y resulta unas 600 veces más dulce que el azúcar. Es parcialmente soluble en agua y suele añadirse a alimentos y bebidas para conferirles el sabor dulce y en algunos productos farmacéuticos. Mayoritariamente se excreta por las heces, y el pequeño porcentaje que se absorbe (15%) es eliminado por la orina.

Acesulfamo K: Su poder edulcorante ronda las 200 veces la superioridad de la del azúcar. Generalmente se utiliza en combinación con el aspartamo como edulcorante y en algunas ocasiones como potenciador del sabor. Es muy soluble en agua y nuestro organismo no puede metabolizarlo, por lo que se excreta de forma íntegra por la orina. Es utilizado habitualmente  en infinidad de productos como productos lácteos, mermeladas, helados, postres etc. y generalmente no suele presentar efectos adversos.

Aspartamo: Es un edulcorante compuesto por dos aminoácidos, ácido L-aspártico y  L-fenilalanina combinados con un pequeño porcentaje de metanol. Las personas que sufren fenilcetonuria (una enfermedad caracterizada por la incapacidad de metabolizar adecuadamente la fenilalanina) deben restringir o eliminar el consumo de aspartamo. De ahí que todos los productos que lo contienen han de indicar en su etiquetado que contienen una fuente de fenilalanina. Se desestabiliza fácilmente con los cambios de temperatura, por lo que no se hace aconsejable su uso para el cocinado.

Tanto los glicósidos de esteviol, sacarina, sucralosa, acesulfame K, sacarina y aspartamo, son edulcorantes adecuados para diabéticos.

¿Y ahora, qué?

Lo cierto es que decidir entre el consumo de azúcares o edulcorantes es un tema que ha generado mucha controversia. Puede decirse que los azúcares, mieles y melazas no van bien a un determinado grupo de población como los diabéticos y que para evitar los picos  de glucosa lo más recomendable es que utilicen cualquier edulcorante no calórico. Sin embargo, algunos especialistas recomiendan el consumo moderado de azúcares como mejor opción frente al uso de edulcorantes artificiales.

Pero aunque lo mejor, tal y como señalan la mayoría de expertos, sería ingerir los alimentos con su sabor original, si no podemos privarnos del delicioso sabor dulce extra que a muchos nos gusta disfrutar, lo ideal sería encontrar el edulcorante que más se adapta a lo que estás buscando. Nosotros te aconsejamos que pruebes la que mejor se ajusta a tu paladar, pues las condiciones saludables, como hemos podido ver, las presentan la mayoría de las opciones. También debes seleccionar el uso al que quieres dirigir el edulcorante; si es para preparaciones culinarias, añadirlo a bebidas calientes, etc pues como hemos explicado, algunas de éstas sustancias no son termoestables y se desestabilizan con los cambios de  temperatura (para evitar este problema, por ejemplo, el edulcorante ideal sería la Stevia, ya que sus propiedades no varían con las altas temperaturas).

Autor
Ana López

Especialista en nutrición y dietética y fitoterapia y también técnico de laboratorio de diagnostico clínico. Apuesto por los suplementos naturales para cuidar mi salud y la de mi familia. Aprovecho lo que la naturaleza me ofrece para cuidarme hoy y no tener que lamentarlo mañana.

Beneficios de los edulcorantes frente a los azúcares:

  • Azúcar blanco
  • Azúcar moreno de caña
  • Glicósidos de esteviol
  • Fructosa
  • Sacarina
  • Ciclamato monosódico
  • Sucralosa
  • Acesulfamo K
  • Aspartamo

Autor
Ana López

Especialista en nutrición y dietética y fitoterapia y también técnico de laboratorio de diagnostico clínico. Apuesto por los suplementos naturales para cuidar mi salud y la de mi familia. Aprovecho lo que la naturaleza me ofrece para cuidarme hoy y no tener que lamentarlo mañana.