7 propósitos de Año nuevo (saludables) para mejorar la salud

Comienza el año cuidando tu salud y mejorando tu cuerpo

  • Adelgazar
  • Beber dos litros de agua al día
  • Hacer ejercicio
  • Vivir una vida más sana y cuidarme más
  • Vivir con menos estrés
  • Dejar de fumar
  • Pasar más tiempo con los seres queridos

A las puertas del año nuevo nos solemos plantear una lista de propósitos para realizar a lo largo del año venidero. Dejar de fumar, adelgazar, salir a correr o moldear nuestra figura son los principales deseos que casi todos nos planteamos y que incluimos en esa lista de buenas acciones que, ésta vez sí, vamos a ser capaces de conseguir.

Comienza el año cuidando tu salud y mejorando tu cuerpo

1- Adelgazar.

2- Beber dos litros de agua al día.

3- Hacer ejercicio.

4- Vivir una vida más sana y cuidarme más.

5- Vivir con menos estrés.

6- Dejar de fumar.

7- Pasar más tiempo con los seres queridos

 

#1 Adelgazar

Los primeros de año suelen ser una fecha clave para empezar una dieta de adelgazamiento y bajar los kilos que hemos ido acumulando con los años. La mayoría de las personas esperan a que pasen los Reyes (y comerse el roscón) para dar por finiquitada  la época de dulces y es entonces cuando acudimos a un especialista o decidimos "cortarnos" a la hora de comer o de picotear.

Además de las dietas de adelgazamiento, siempre puedes ayudarte a perder algo más de peso y de grasa con algún tipo de complemento alimenticio como el café verde, cetonas de frambuesa o la L-carnitina en caso de que practiques algún tipo de ejercicio.

Recuerda que debes fijarte un objetivo realista  para perder peso en un período de tiempo relativamente adecuado. No se trata de una carrera o competición, así que date el tiempo que realmente necesites.

#2 Beber dos litros de agua al día

Este más que un propósito de año nuevo, se trata de un propósito de todos los lunes...

El agua forma casi el 60% de la composición de nuestro cuerpo  y es fundamental para las funciones básicas de nuestro organismo. Limpia los riñones de sustancias tóxicas y además conforma la parte más grande de nuestros sistemas sanguíneo y linfático, por lo que contribuye a transportar alimento y oxígeno a las células a la vez que elimina productos de desecho y organismos invasores que han sido aniquilados.

Si todavía no has adoptado esta sana costumbre, empieza con ella cuanto antes. Hay personas que dicen que "no les gusta" el agua, a pesar de que ésta no tiene ni color ni sabor ni olor..si éste es tu caso, puedes añadir el zumo de medio limón, un sobrecito de té verde o de tu infusión preferida y que te resulte así más fácil beber esos dos litros que nos hemos fijado como meta.

#3 Hacer ejercicio

Todavía existe un sector de la población que por unos u otros motivos no realiza ningún tipo de ejercicio físico, y aunque cada vez se trata de un sector más reducido, "haberlos, hailos". En Enero aumenta entre un 20% y un 30% el porcentaje de personas que abandonan el sedentarismo, bien motivados por eliminar los kilos que han cogido en Navidades, (que vienen a ser entre 2 y 3 kg) o bien por que ponen Enero como punto de partida para empezar a practicar algún tipo de deporte.  Independientemente de que alguno de éstos sea tu caso, cualquier momento es bueno para comenzar a realizar algo de ejercicio físico.

Los gimnasios cada vez disponen de mayor oferta de deportes para practicar y su horario de apertura cada vez es más extenso, por lo que el tiempo o tu horario laboral no son excusa para no apuntarte a alguno. También puedes recurrir a un entrenador personal que planifique el trabajo a realizar o, si eres de los que prefiere practicarlo por su cuenta, fija en el calendario los días en los que vas a realizar la actividad elegida. Si no te gusta correr, que suele ser la opción elegida por los que no se apuntan al gimnasio, puedes jugar a fútbol o baloncesto con los amigos o salir a patinar, andar o con la bici. Si te echa para atrás hacer deporte solo, seguro que si se lo comentas algún amigo o vecino está en tu misma situación y decide salir contigo y, si no, cada vez son más los municipios en los que, gracias a las redes sociales en muchos casos, existen grupos para realizar éste tipo de actividades. Como ves, el abanico de posibilidades que te ofrezco es extenso así que ¡¡venga, no me pongas excusas!!.

#4 Vivir una vida más sana y cuidarme más

No se trata de no volver a beber una cerveza o no disfrutar de una tarde de pizza con amigos. Se trata de intentar alimentarnos mejor y de cuidar esas cosas que basta decir que hacemos mal, como el consumo de alcohol, el sedentarismo y el mal hábito del tabaco. Vida sólo hay una y es verdad que debemos disfrutarla y tampoco vivir amargados  con "esto no se come, esto no se bebe", pero piensa que todos los actos que realizamos hoy tienen consecuencia mañana y valora si realmente merece la pena el día de mañana tener una mala calidad de vida.

#5 Vivir con menos estrés

El estrés está presente de forma casi continua en nuestro día a día y es el causante de muchas enfermedades de la sociedad actual como depresión, ansiedad, insomnio, dolor de espalda, caída de cabello, presión arterial más alta, etc..

En muchas ocasiones disminuye la autoestima y nos aleja de nuestros seres queridos y amigos al volvernos más irascibles y menos tratables, convirtiéndose en un círculo vicioso de autodestrucción que puede generarnos graves problemas físicos y psicológicos.

Acude a un especialista si alguno de éstos aspectos están presentes de manera habitual:

  • Miedo
  • Nerviosismo
  • Confusión
  • Fluctuaciones del estado de ánimo
  • Trato brusco hacia los demás
  • Llantos
  • Aumento/disminución del apetito (no comer o por el contrario comer compulsivamente)
  • Alteraciones del sueño
  • Fatiga
  • Tensión muscular etc.

Trata de buscar algo de tiempo para ti y realiza ejercicios de relajación, meditación o yoga, pues si eres capaz de hacerlo al menos durante 15 minutos al día, puedes reducir considerablemente el nivel de estrés de tu organismo.

#6 Dejar de fumar

Es sin duda el propósito estrella del año nuevo.

A menudo nos preocupa el aumentar excesivamente de peso y el mismo nerviosismo y ansiedad que nos genera, provoca que en muchas ocasiones abandonemos éste proyecto. Otras, simplemente es nuestra fuerza de voluntad o la fuerte dependencia que tenemos del tabaco las que terminan con este buen propósito. 

No cabe ninguna duda que la nicotina que lleva es adictiva y que es muy difícil abandonarlo, pero a esto se une además el hábito social que el fumar conlleva. Existen algunos remedios naturales que nos pueden ayudar a soportar la ansiedad y además ayudar a desintoxicar a nuestro organismo. El tener algo entre las manos o llevarse el cigarrillo a la boca es una costumbre que muchos fumadores echan de menos cuando dejan el tabaco y el  tener un trozo de raíz de regaliz para mordisquear es sin duda una alternativa recomendable. El regaliz o paloduz es utilizado desde hace muchos años para ayudarnos a dejar el tabaco. Se trata de una planta con muchas propiedades medicinales entre las que destaca ser expectorante y béquico (mitiga la tos), es ligeramente laxante, digestiva, carminativa (ayuda a expulsar los gases del tubo digestivo), antiácida y antiinflamatoria. 

Además, cuando dejamos el tabaco hay un período en el que la tos del fumador aumenta (debido a que los cilios que habían muerto mientras éramos fumadores debido al humo al dejar este mal hábito vuelven a crecer y a ejercer la acción para la que han sido creados, que no es otra que expulsar la porquería hacia el exterior a través de la tos generando mucosidad). La raíz de regaliz puede ayudarnos a que desaparezca la tos, aunque si tienes la tensión alta es preferible que no lo tomes, pues se ha comprobado que aumenta ligeramente la presión arterial.

#7 Pasar más tiempo con tus seres queridos

Este post va dedicado a los propósitos del Año nuevo para mejorar la salud, y qué mejor remedio para hacerlo que tener a la familia cerca. En muchas ocasiones la tristeza o anhelo que nos produce estar lejos de los nuestros o no dedicarlos el tiempo que realmente queremos, hace que nuestra salud empeore al encontrarnos tristes por ésta situación. Esto hace que nuestro sistema inmunológico baje la guardia y determinadas enfermedades sean capaces de proliferar aprovechando este estado de ánimo.

Por ello intenta fijar unos días para visitar a tus padres, hermanos o amigos  o dedicar a tu pareja e hijos casi como obligación. Igual que tienes que ir al trabajo sea el día que sea, llueva o haga calor, haz lo mismo con tus seres queridos. Que nada te impida verlos, hablar con ellos o por qué no, realizar muchas de las actividades que más arriba hemos indicado con ellos. Sal a pasear con tu pareja, juega en el parque con tus hijos o dedícales un día para salir a patinar. Viaja siempre que puedas: no hace falta cambiar de país ni dedicar gran parte de los ahorros para hacerlo, seguro que en tu municipio o en los colindantes hay cosas por visitar y actividades para realizar en familia y eso puede darte momentos realmente buenos de felicidad, así que vamos, ¡¡ya estás planificando alguna actividad para el próximo fin de semana!!

Autor
Ana López

Especialista en nutrición y dietética y fitoterapia y también técnico de laboratorio de diagnostico clínico. Apuesto por los suplementos naturales para cuidar mi salud y la de mi familia. Aprovecho lo que la naturaleza me ofrece para cuidarme hoy y no tener que lamentarlo mañana.

Comienza el año cuidando tu salud y mejorando tu cuerpo:

  • Adelgazar
  • Beber dos litros de agua al día
  • Hacer ejercicio
  • Vivir una vida más sana y cuidarme más
  • Vivir con menos estrés
  • Dejar de fumar
  • Pasar más tiempo con los seres queridos

Autor
Ana López

Especialista en nutrición y dietética y fitoterapia y también técnico de laboratorio de diagnostico clínico. Apuesto por los suplementos naturales para cuidar mi salud y la de mi familia. Aprovecho lo que la naturaleza me ofrece para cuidarme hoy y no tener que lamentarlo mañana.

Te puede interesar